Tlahui-Medic. No. 14, II/2002


El Temazcalli en el Sur de California

Diplomado de Tlahui-Educa
El Temazcalli de México

Estudiante Menelio Morales Díaz
Profesor Dr. Mario Roja Alba

México, Julio-Septiembre, 2002


Época de la Conquista

La península de California no escapo a la codicia y al programa expansionista de España, porque la mentalidad del europeo del siglo XVI, corresponde a la de un personaje cuyas características personales son la aventura como medio para adquirir poder político y económico.

El conquistador español organizo, por espacio de 150 años, varias empresas colonizadoras a la península de California que no obtuvieron los resultados esperados no solo por la ubicación geográfica que dificultaba la comunicación del territorio, situación que propiciaba que el costo de los viajes de exploración fueran altos sino porque la explotación de recursos naturales fueron sobre valorados y su usufructo no fue suficiente para cobrar estos costos que eran superiores.

El misionero en California responde sin duda al deseo de convertir y difundir entre los nativos los principios de la Fe Cristiana e incluirlos dentro de una cultura que se impone sobre otra por medio del conocimiento y la fuerza armada; resultante de un criterio de conquista que todavía conservaban estos hombres, en los primeros años del siglo XVIII, argumentos justificantes para legitimar su presencia en California.

El elemento extranjero en la península motivo el sometimiento de sus habitantes al régimen colonialista iniciándose un largo periodo de incorporación de los elementos culturales de la civilización occidental.

Los Californios se enfrentaban al fenómeno social que represento la supervivencia de pueblos autóctonos, que luchaban por conservar sus costumbres y hábitos que tenían antes de la llegada de los jesuitas, porque tuvieron que soportar los estragos que provocaron epidemias y enfermedades que padecieron; sin dejar de mencionar la desintegración familiar que sufrieron durante el periodo de reconquista, método de pacificación que usaron los misioneros después de la rebelión de 1734-1735; causas que contribuyeron a que disminuyera la población nativa.

Dentro de los cronistas, etnólogos e historiadores se pueden situar las obras de Miguel Venegas, y Francisco Xavier Clavijero, acuciosos investigadores de la obra misionera en la península, que sin haber participado directamente en los trabajos de evangelización, narraron detalladamente las noticias de un periodo de intensa actividad; como la realizada, entre otros, por Miguel del Barco, Juan Jacobo Baegert y Segismundo Taraval.

Este ultimo también misionero registra minuciosamente la sublevación de los indios que se manifestaron en contra del régimen misional; dejando testimonio de este suceso en sus informes sobre las medidas que tomaron los colonizadores para pacificar a los rebeldes y de esa manera, reconquistar la provincia para usufructo del dominio español en América.

Los sucesivos fracasos por conquistar estas tierras por medio de empresas militares y económicas por parte de la metrópoli, motivo a los seguidores de San Ignacio de Loyola, para que realizaran la penetración en California, lo que les permitió sostener en toda la provincia un régimen misional exclusivo logrado por espacio de 70 años, debido a su disciplina y organización funcional, hasta la expulsión de la orden en 1768, por decreto que dicto Carlos III, rey de España.

Varios fueron los intentos por establecer en la península asentamientos definitivos que consolidaran los propósitos de España, de poder explotar los recursos naturales de esta tierra, los que supuestamente se encontraban en abundancia en la región y que servirían para aumentar en forma considerable la riqueza económica y territorial del imperio.

Los metales preciosos como la plata y el oro, así como los placeres de perlas, mantuvieron vivo en las primeras épocas el interés por California. Siguió manteniéndose este empeño hasta finales del siglo XVI, cuando se empezó a utilizar la ruta comercial del galeón de Filipinas, la cual tenia que ser protegida de la amenaza de los piratas ingleses que incursionaban en el Océano Pacifico y en los amplios territorios noroccidentales americanos donde España quería consolidar sus posesiones.

A pesar de las circunstancias adversas que se les presentaron a los conquistadores, para que se asentaran en forma permanente, con el desarrollo de la agricultura, actividad que le permitía al inmigrante en la península reducir los costos de las expediciones, ya que los intentos realizados a la fecha no habían obtenido los frutos que esperaban de ellas; paralelo a este interés económico, existía el de difundir, entre la población nativa, la Fe Cristiana, convirtiéndose al final la evangelización en un medio idóneo para incorporar de una manera legitima, la conquista de imperio español en tierras Californianas.

El 25 de Octubre, día destinado a la festividad de la Virgen de Loreto, Fray Juan Maria de Salvatierra funda en 1697 la primera misión permanente en tierras peninsulares acción que da principio al fenómeno de la transculturación propiciada por el contacto del europeo con el californiano.

Los grupos de indios que poblaron la península son tres troncos divididos desde un punto de vista lingüístico; guaycuras, cochimies y pericues. Las zonas geográficas donde vivieron estos grupos presentan diversas características, de ahí que cada una de estas etnias manifestaron diferentes reacciones ante la presencia del extranjero; de aceptación como los cochimies y de resistencia como los guaycuras y los pericues que se inconformaron por medio de la violencia al sistema de violencia al que fueron sometidos.

Fueron varios los intentos que realizaron los Californios por volver a los modos de vida que habían heredado de sus antepasados, la resistencia de los guaycuras persistió todavía hasta 1755.

La presencia del europeo en la península Californiana durante el periodo misional de los jesuitas trajo como consecuencia la desaparición de una cultura y el exterminio de sus representantes; ya que en su afán de convertirlos al cristianismo y de que fueran considerados s˙bditos de la corona, implantaron por la fuerza una civilización con diferentes valores culturales que normaron la vida de la provincia, excluyendo los hábitos y costumbres que habían ejercido los pueblos autóctonos de la península.

Se sabe perfectamente que los cochimies vinieron por tierra, de norte a sur, procedentes del macizo continental, porque tienen parentesco directo con los yumas que poblaron el suroeste de Estados Unidos, afirma (Pablo l. Martínez.)

Regresar al Índice

Curso de Etnomedicina y Herbolaria Mexicana
Mexican Ethnomedicine and Herbalist Course
Cours d'ethnomédecine et phytothérapie mexicaine
Diplomado en Medicina Tradicional de México y sus Plantas Medicinales
Diplomado en Temazcalli de México
Diplomado en Acupuntura y Medicina Tradicional de China
Búsqueda en Ciencias de la Salud
Regresar a Tlahui-Medic No. 14
Go back to Tlahui-Medic No. 14
Retourner à Tlahui-Medic No. 14



Tlahui Medic 14, 2002, desde el 25 de Agosto, 2006
Consultadas a Tlahui desde el 6 de Marzo, 1996



Medicinas Tradicionales y Alternativas - Traditional and Alternative Medicines - Médecines traditionnelles et douces. Herbolaria - Herbalist - Erboriste - Etnomedicina - Ethnomedicine - Ethnomédecine. Temazcalli - Temazcal - Temascal. Biblioteca Virtual de Tlahui - Virtual Library - Bibliotheque Virtuelle - Libro Digital - Libro Electrónico - e-books - libro-e - livres - libros digitalizados - bajar - download - bibliothek - librose - consulta - linea - tlahui - digital - librairie

temazcalli, temazcal, temascal, temazcales, temascales, tlahui, educa, medic, diplomado, mexico, medicina, tradicional, california, californianos, menelio, morales, guaycuras, cochimies, pericues, peninsula, baja, sur, paz, norte, ritual, copal, tabaco, ignacio, rio, miguel, venegas, francisco, xavier, clavijero, barco, juan, jacobo, baegert, segismundo, traval, virgen, loreto, fray, maria, salvatierra