Tlahui-Medic. No. 25, I/2008


Medicina natural y alternativa para las enfermedades de la mujer

Lizette Jacqueline Epifar Delgado; Gloria Xochitl Cruz García; y Lucero Salazar Hernández

Medicina Tradicional. Escuela de Enfermería
Universidad Autónoma del Estado de Morelos
Convenio académico con  Tlahui-Educa

INTRODUCCIÓN

Desde la aparición del hombre sobre la tierra, siempre ha tenido necesidad de eliminar o aminorar de alguna manera sus padecimientos y para ello ha recurrido a los medios que están a su alcance. El hombre ha reconfirmado su dependencia al reino vegetal y las ligas que lo unen a él, pues los vegetales han sido parte fundamental como proveedores de un gran número de especies, con propiedades medicinales.

La práctica de la medicina tradicional dio inicio en el momento mismo en que el hombre hizo uso de alguna parte de un vegetal, animal o mineral para contrarrestar sus padecimientos. Al principio por simple nutrición, pero en ocasiones con consecuencias fatales, pero posteriormente con un conocimiento empírico del efecto en determinadas circunstancias.

Los productos naturales han sido una fuente muy rica de productos bioactivos, prototipo para la obtención de fármacos con actividad biológica de gran potencia y baja toxicidad. Como resultado del estudio de las plantas medicinales de uso tradicional, se puede obtener algunas moléculas desconocidas hasta la fecha, que posen acción curativa sobre algunas de las enfermedades más frecuentes en nuestro país.

En el presente trabajo conoceremos las principales afecciones del aparato reproductor femenino que incluyen matriz, ovarios, trompas, cuello y vagina, y problemas gastrointestinales de los cuales se dan a conocer varias plantas con propiedades curativas para cada padecimiento.

LAS ENFERMEDADES DE LA MUJER

Bajo esta denominación se comprenden las dolencias que afectan el útero o matriz, ovarios, trompas, cuello y vagina. Por regla general (según los naturistas), todos los achaques de la mujer tienen por causa mala digestión, especialmente el estreñimiento, debido principalmente a régimen alimenticio antinatural, vida sedentaria y a la sombra, agravada con el uso del corsé, ligas y contravenciones a la ley natural de las relaciones sexuales. También influyen en estas anormalidades, la herencia y los medicamentos ingeridos o inyectados y, en forma más grave, la purgación o blenorragia, y flores blancas o flujos vaginales, cuando son sofocados con medicamentos. En las mujeres enfermas, existe siempre fiebre o calentura gastrointestinal y congestión variable de los órganos del bajo vientre, causa de desarreglos de la digestión, especialmente estreñimiento crónico.

El afeminamiento de la piel favorece también la congestión de las entrañas con putrefacciones intestinales. El organismo procura librarse de las impurezas acumuladas en su interior por esta causa, produciendo pérdidas de humores conocidas con el nombre de catarro vaginal, flujo o flores blancas. Estas pérdidas son beneficiosas porque libran a l organismo de materias corrompidas, y es error profundo tratar de suprimirlas con lavados astringentes u otros procedimientos como lo hace la medicina. Obligando al cuerpo a retenerlas, se originan en su interior inflamaciones y congestiones que dan lugar a quistes y tumores, cuya causa no elimina la cirugía.
Constituyendo, pues, toda la dolencia interna congestión del bajo vientre, la sangre que se acumula en exceso en esta parte, falta en la superficie del cuerpo y extremidades, dando lugar a inactividad de la piel, frío continuo de las extremidades y superficie del vientre. De aquí el concepto vulgar de ser "pasado de frío", siempre desequilibrio térmico.

El tratamiento indicado (al final del documento) conviene para todos los desarreglos de los órganos propios de la mujer, como trastornos de la menstruación, hemorragias de la matriz, inflamación de ésta o metritis, gonorrea o blenorragia, flujo blanco, desviación y caída de la matriz o útero, tumores de la misma, úlcera del cuello de la matriz, cáncer de la matriz, inflamación de los ovarios u ovaritis, tumores del ovario y quistes del ovario.
Los desarreglos de la menstruación desaparecerán también con el régimen indicado, conviniendo suspender los baños por tres días durante éste período. En cambio el cataplasma de lodo sobre el vientre y, mejor, alrededor del vientre y riñones, es recurso salvador de toda dolencia interior del cuerpo, aún con menstruación.
Por ignorar la causa y la naturaleza de las referidas dolencias, la medicina procede a tientas y en forma perjudicial con intervenciones que, lejos de combatir el estado inflamatorio de los órganos afectados, lo mantiene y agrava. Quiste y tumores se extirpan con sangrientas operaciones quirúrgicas, dejando siempre en pie la causa de la afección, siempre desarreglos digestivos.

Hemos visto que las operaciones quirúrgicas son inadecuadas para restablecer la salud, porque solo suprimen el efecto de una causa que continúa en acción. Nada de raspajes ni operar quistes y tumores, cualquiera que sea su ubicación. Normalizando la digestión y favoreciendo la eliminación de materias extrañas se obtendrá la vuelta a la salud integral del cuerpo, todo sin dolores ni quebrantos. Volviendo a la menstruación, debemos tener presente que esta eliminación de materias corrompidas constituye defensa de gran importancia, y su desarreglo o supresión es de resultados perjudiciales al organismo. El debilitamiento vital derivado de grave intoxicación intestinal o medicamentosa paraliza esta defensa orgánica. La menopausia en la mujer la priva de esta gran defensa eliminadora, haciéndola víctima de las dolencias de la edad crítica.

ALTERACIONES EN LA REPRODUCCIÓN

Insuficiencia hormonal y esterilidad femenina. La insuficiencia hormonal es la dificultad de las glándulas sexuales del ovario para producir hormonas (estrógenos y progesterona), así como la ovulación; suele ser una afección de naturaleza funcional. Por su parte, la esterilidad femenina es una incapacidad de la mujer para concebir encontrándose en edad fértil; esta afección puede ser de naturaleza funcional u orgánica. En fitoterapia se recurre a plantas de acción estimulante, reguladora y equilibradora del sistema hormonal femenino.

ALTERACIONES DE LA MENSTRUACIÓN

Síndrome premenstrual. Aproximadamente un 80% de las mujeres en edad reproductiva padecen síndrome premenstrual. Este problema, que aparece entre 7 y 14 días antes del periodo menstrual, es más frecuente en mujeres jóvenes, en las que tiene hijos y en aquellas con antecedentes de depresión. Aunque no existe una causa específica, a este síndrome se le ha relacionado con un desequilibrio hormonal debido en gran medida a la cantidad de estrógenos en sangre y los efectos que producen sobre la química cerebral. También influyen los niveles de endorfinas y serotonina, sustancias químicas del cerebro que juegan un papel importante en el humor y el comportamiento.

Los síntomas varían de una mujer a otra sobre todo en intensidad, aunque los más frecuentes son:

  • Hinchazón y sensibilidad en los senos.
  • Retención de líquidos.
  • Hinchazón abdominal.
  • Fatiga y dificultad para dormir.
  • Cansancio y astenia.
  • Irritabilidad, cambios de humor y mayor sensibilidad.
  • Depresión y ansiedad.
  • Dolor de cabeza, conocidas como migrañas menstruales.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dolor de las articulaciones y de los músculos.
  • Disminución de apetito sexual.
  • Trastornos estomacales.

    Dismenorrea. La dismenorrea es una menstruación dolorosa y difícil, normalmente debida a irregularidades de la función menstrual, con contracciones espasmódicas del útero, que afectan además al estado general del paciente. En fitoterapia se recurre a plantas con acción antiespasmódica, emenagoga, calmante y reguladora del equilibrio funcional. Se aplican normalmente en infusión por vía interna.

    Hipermenorrea. La hipermenorrea es una menstruación excesiva. Se pueden aplicar plantas medicinales siempre y cuando se haya descartado cualquier disfunción orgánica. En este caso, se recurre a plantas con acción hemostática, vasoconstrictora y oxitócica. Se administran en infusión o decocción por vía oral.

    Regla irregular. Los trastornos menstruales son frecuentes en determinadas épocas de la vida, por ejemplo al alcanzar la menopausia o en la adolescencia. Son en general causadas por desequilibrios hormonales, es decir, carencias o excesos de las hormonas sexuales que se producen en la hipófisis y los ovarios. En fitoterapia se recurre a plantas con acción equilibradora y normalizadora de las glándulas endocrinas.

    ALTERACIONES CERVICOUTERINAS

    Leucorrea y cervicitis. La leucorrea es un flujo blanquecino y espeso segregado por la membrana mucosa del útero y vagina. Suele ser de naturaleza infecciosa, aunque también puede tener su origen en un desequilibrio de la flora bacteriana vaginal. Si este flujo es muy abundante puede ser sintomático de algún tipo de alteración orgánica. Por su parte, la cervicitis es una inflamación del cuello uterino normalmente de origen vírico o bacteriano, y suele manifestarse en forma de leucorrea. En fitoterapia se recurre a plantas de acción astringente, antiinflamatoria e incluso antiséptica.

    EMBARAZO O PREÑEZ

    Es un error creer que durante el embarazo son naturales las molestias como náuseas, vómitos, repugnancias, antojos, irritabilidad, somnolencias, várices, sofocaciones, etc., pues las mujeres sanas no deben sentir achaque alguno durante el embarazo, como sucede entre las indígenas que viven observando un régimen más conforma con la naturaleza, es un hecho perfectamente comprobado, que las embarazadas que durante este período no guardan absoluta castidad y siguen un régimen alimenticio y vegetariano a base de frutas crudas, semillas como nueces o avellanas y ensaladas, no solo está libres de molestias durante el embarazo, sino que el parto se realiza con facilidad y casi siempre sin dolor.

    Se recomienda aire puro a toda hora. Diariamente la mujer aplicará frotación fría a todo el cuerpo al despertar, y especialmente dos baños genitales de 20 a 30 minutos en el curso del día. Estos baños se practicarán hasta el momento mismo del parto. Además se dormirá con cataplasma de lodo sobre todo el vientre mientras haya desarreglos digestivos o molestias en esa región. Con estas sencillas prácticas la preñez deja de ser una "enfermedad" y habilita a la mujer para sus ocupaciones ordinarias hasta el momento del parto.

    Con malas digestiones de la madre, los tejidos de la criatura se irritan, presentándose su cuerpo hinchado y de dimensiones anormales, lo que dificulta su expulsión. Por otra parte, las impurezas acumuladas entre los tejidos del vientre de la mujer, irritan y congestionan las paredes de los órganos de salida, reduciendo su luz, con lo que se hace más difícil un alumbramiento normal. Así se explican los partos laboriosos y a veces fetales, con intervenciones quirúrgicas y otros horrores hoy tan comunes.

    El estreñimiento de la madre es la causa más frecuente de los achaques de las embarazadas y también de las dolencias de sus criaturas. Durante el embarazo se suelen producir edemas, consistentes en retención de líquidos en las intersecciones celulares. También se debe llevar una dieta nutritiva para soportar las carencias de nutrientes que se pueden derivar del estado de gestación. En fitoterapia son útiles, por un lado, las plantas de acción diurética con objeto de eliminar los excesos de líquidos; y por otra las de acción nutritiva, tonificante del organismo y equilibradoras del sistema nervioso. Durante el embarazo es importante no administrar nunca plantas de acción emenagoga, que provocan el flujo menstrual y la contracción del útero; ni tampoco las oxitócicas, que favorecen los movimientos de la musculatura lisa en los partos.

    ABORTO

    Al término de los nueve meses contados desde la última regla, debe producirse sin mayores trastornos el alumbramiento. Sin embargo, cuando el fruto de la concepción viene dañado, los achaques de un embarazo anormal, con frecuencia se agrega el aborto, o sea, la prematura expulsión del feto. La sabia naturaleza, para evitar la degeneración de la especie, produce el aborto impidiendo llegue a término la formación del feto enfermo desde la concepción.

    El aborto, pues, cuando no es provocado por un accidente, como un golpe físico o moral, no tiene otra causa que sangre mala de los padres, causada no por sífilis, como los facultativos afirman sin explicación satisfactoria, sino por desarreglos digestivos crónicos del hombre y de la mujer. Así el estreñimiento en la madre muchas veces es causa de la muerte del feto, pues los venenos retenidos en el intestino son absorbidos por la sangre, pasando a afectar la vida del embrión. Inyecciones de mercurio, yoduros, neosalvarsán y demás "remedios" contra la supuesta lúes, son otras causas del aborto, matando el feto por intoxicación.

    También la purgación o gonorrea sofocada con medicamento, es causa de aborto, porque la materia corrompida que el organismo procuraba expulsar para purificarse, se retiene en el cuerpo, envenenando así la sangre.

    ALUMBRAMIENTO

    En el curso normal de la salud no hay función fisiológica que produzca dolor, y el alumbramiento es una función primitiva sabiamente dirigida por la naturaleza a ser indolora. Cuanto mas artificial es la vida de un pueblo, mas se afirma en el la idea de que el parto es un trance doloroso y peligroso. Desde muy temprano se inculca a las niñas esa opinión equivocada. El miedo que en ellas se despierta y cultiva, da lugar a un estado de verdadera tensión, tanto en el espíritu como en el sistema muscular. Así, el miedo hace su alianza con el dolor y estos dos funestos enemigos, fomentados por tradiciones tontas e inhumanas, afectan gravemente lo que podríamos llamar la estructura y el mecanismo del alumbramiento.

    El alumbramiento es, pues, una función natural y normal. La recompensa que da es mayor que los sacrificios que demanda. Según las leyes naturales, es la parte culminante que desempeña la mujer en el grandioso plan de perpetuación de la especie. Es el objetivo de las emociones más fuertes y sublimes que es dado sentir a la humana naturaleza.

    COMPLICACIONES POSPARTO

    Fiebre puerperal. Como su nombre lo indica, esta fiebre o calentura se presenta después del alumbramiento. Tratada con drogas es muy peligrosa, por que no existe medicamento capaz de refrescar los órganos congestionados.

    Lactancia materna. Cada vez es más frecuente el caso de la madre cuyos senos están incapacitados para elaborar el alimento insubstituible para la vida y la salud de su hijo. Si la madre está incapacitada para nutrirse ella misma debido a una alteración de sus órganos digestivos, con mayor razón para alimentar a otro ser.
    El mortífero estreñimiento, principal causa de esta anormalidad, es dolencia absolutamente incurable con medicamentos. La madre estreñida inmediatamente constata la falta de producción láctea de sus senos. Alarmada, recurre al facultativo que prescribe tónicos, minerales, vitaminas, drogas, inyecciones y regímenes alimenticios a base de leche, huevos, caldo y jugo de carne. Se supone que para producir leche, la madre no puede hacer cosa mejor que ingerir en abundancia esta sustancia producida por la vaca, sin fijarse que ésta, a su vez, extrae del simple pasto los elementos constitutivos de su leche.

    Mastitis y grietas del pezón. La mastitis es una inflamación de las mamas, generalmente de origen infeccioso. Suele producirse durante la lactancia natural, y los factores propiciatorios son normalmente las grietas que se forman en el pezón. Si estas afecciones no se tratan con atención se puede producir un absceso de pus, obligando a suspender la lactancia y la aplicación de tratamientos que eviten la retención de leche en los pechos; en este caso requiere atención médica, ya que es habitual y necesaria la administración de antibióticos. En fitoterapia se recurre a plantas galactófugas, emolientes y antiinflamatorias. Se suelen aplicar en forma de compresas, cataplasmas o aceites.

    MENOPAUSIA

    La menopausia es una interrupción definitiva de la menstruación, que suele suceder alrededor de los cincuenta años. El cese de las reglas no tiene lugar bruscamente, sino ocurre tras una serie de ausencias y menstruaciones. Tras un año de ausencia se considera que la menopausia es definitiva. Este hecho forma parte de un proceso que se conoce con el nombre de climaterio, durante el cual se experimenta la pérdida de la función reproductiva, junto con importantes modificaciones hormonales, tanto a nivel del aparato genital como de todo el organismo. El sistema endocrino y nervioso sufren una alteración que afecta a la vida psíquica de la persona, en parte provocada por la autosugestión tras tomar conciencia de su incapacidad para la reproducción.

    En fitoterapia, y desde el punto de vista puramente funcional (sin tener en cuenta las alteraciones psíquicas), se recurren a plantas con acción equilibradoras del ciclo hormonal, así como hemostática y antimetrorrágica.
    Existen diferentes medicamentos homeopáticos a los cuales es posible recurrir con éxito, con la finalidad de atenuar o hacer desaparecer las alteraciones producidas por la menopausia, y con la ventaja de la inexistencia de efectos colaterales indeseados. El extracto de Cimicifuga es, de lejos, la mejor alternativa natural a la terapia de reemplazo hormonal en mujeres menopáusicas y en mujeres jóvenes sometidas a histerectomías.


    RECETAS NATURALES Y FITOTERAPIA PARA LAS ENFERMEDADES DE LA MUJER

    Enfermedades de la mujer

    Tratamiento. Como en toda dolencia aguda o crónica, es preciso reestablecer y mantener el equilibrio del cuerpo. Ante todo normalizar la digestión por medio de régimen vegetariano, con abundancia de frutas y ensaladas. Si hay estreñimiento, todas las mañanas se ingerirán 2 cucharadas de linaza entera en maceración con 4 o 6 ciruelas o con miel de abeja; se ingiere todo después de revolver el contenido.
    Hay que combatir tenazmente la fiebre o calentura, lo que se consigue de modo seguro baños genitales de 15 a 30 min. y de estos dos o tres en el día, según sea necesario. Como la piel está anémica e inactiva se estimula y vigoriza con la frotación de agua fría diariamente al despertar: en invierno se puede volver a la cama por media hora, sin secarse. Dormir con cataplasma de lodo sobre todo el vientre. Lavado de la sangre, a lo menos dos por semana. Vida al aire libre con ejercicio moderado y ascensión de cerros, si se puede. En caso de dolores en el interior del vientre o de hemorragia, se aplicará cataplasma de lodo sobre esta región, con piel y pies calientes.

    Alteraciones en la reproducción

    Insuficiencia hormonal y esterilidad femenina

    Salvia. Regula el equilibrio hormonal.
    Otras plantas compatibles: Damiana, Ginseng, Onagra, Pulsátila

    Alteraciones de la menstruación

    Alteraciones menstruales

    Necesita: 40 gr de bolsa de pastor y 1 litro de agua. Procedimiento: en un recipiente hierva el agua con los 40 gr, de bolsas de pastor, deje entibiar, tome un vaso cada hora durante tres días.

    Inflamación del vientre: picar, asar y mezclar: penca de sábila, cebolla morada, 2 cucharadas de aceite de olivo, 2 limones/el jugo). Aplicación: poner en el área afectada a manera de ungüento o pomada durante la noche.

    Cólicos. 30 gr de tomillo, 30 gr de manzanilla, 30 gr de comino, 30 gr de angélica y 30 gr de menta. Cantidad: 4 tazas diarias.

    Síndrome premenstrual

    Manzanilla: alivia los dolores y combate los espasmos que se producen durante el síndrome premenstrual o la menstruación.
    Milenrama: reduce la ansiedad y la irritabilidad, así como otros efectos secundarios propios del síndrome premenstrual, como dolores de cabeza, de senos e hinchazón del abdomen.
    Ajenjo: esta planta además de ser depurativa y disminuir los dolores menstruales, regula los niveles de azúcar en la sangre, calmando así, la necesidad de tomar dulces, un deseo que afecta a muchas mujeres durante este periodo.
    Salvia: favorece el equilibrio hormonal, por lo tanto ayuda a regular la menstruación, por lo que se aconseja en casos de trastornos de la regla. Al Tonificar el sistema nervioso, alivia la irritabilidad, depresión y astenia que puede acompañar al síndrome premenstrual.
    Lavanda: tiene una acción sedante sobre el sistema nervioso central y estimulante de la menstruación
    Ortiga: posee propiedades depurativas y diuréticas que ayudan a disminuir la hinchazón de los senos, vientre, manos y tobillos.
    Sauzgatillo: ayuda a equilibrar el desequilibrio hormonal, también disminuye la producción de prolactina y favorece la ovulación al estimular la hormona LH.
    Cola de caballo: diurético y depurativo, ayuda a eliminar los líquidos y residuos, que se acumulan en senos, manos y pies durante el síndrome premenstrual.
    Melisa: sedante suave, equilibra el sistema nervioso, ayuda a conciliar el sueño y alivia los dolores de cabeza y molestias de la menstruación.
    Valeriana: disminuye la ansiedad y la irritabilidad que acompaña al síndrome premenstrual y ayuda a conciliar el sueño.
    Espino amarillo: reconstituye y aumenta el tono vital, muy indicado en casos de astenia y cansancio durante el síndrome premenstrual o la regla.
    Hinojo: su aceite esencial activa la menstruación y alivia las flatulencias y dispepsias que aparecen durante el síndrome premenstrual o la menstruación.

    Dismenorrea

    Ajenjo. Potente emenagogo, normalizador de los ciclos menstruales.
    Artemisa. Regula el ciclo menstrual, calma los dolores.
    Azafrán. Emenagogo, alivia el dolor menstrual.
    Borraja. Regula y normaliza el ciclo hormonal y menstrual.
    Hierba luisa. Antiespasmódico, calmante de los dolores menstruales.
    Lino. Antiespasmódico, antiinflamatorio, sedante.
    Melisa. Antiespasmódico, equilibrador del sistema nervioso.
    Mielenrama. Antiespasmódico, alivia la dismenorrea.
    Naranjo. Antiespasmódico, sedante.
    Ortiga blanca. Calmante de las menstruaciones dolorosas.
    Rubia. Favorece la menstruación, calma los dolores.
    Salvia. Estimulante y regulador de la menstruación, calmante de los dolores.
    Otras plantas compatibles: Albahaca, Caléndula, Onagra, Pasionaria, Poleo, Pulsatila, Regaliz.

    Hipermenorrea

    Hemorragias. Necesita hierba de pollo y litro de agua. Procedimiento. ponga al fuego en un recipiente de agua hasta que suelte el hervor, añada una ramita de hierba de pollo, deje hervir durante unos 2 o 3 minutos, saque del fuego y deje entibiar, tome tres veces al día como té después de los alimentos,

    Bolsa de pastor. Hemostático, detiene las reglas abundantes, contrae el útero.
    Equiseto mayor. Cicatrizante, cura los tejidos sangrantes.
    Milenrama. Hemostático, detiene las reglas abundantes y hemorragias uterinas.
    Muérdago. Hemostático, regulador de la menstruación.
    Ortiga blanca. Reduce las pérdidas de sangre.
    Ortiga mayor. Hemostático, vasoconstrictor.
    Otras plantas compatibles: Avellano, Caléndula, Centinodia, Hamamelis, Vid.

    Regla irregular

    Artemisa. Emenagogo, normaliza el ciclo menstrual.
    Capuchina. Regula y normaliza la menstruación.
    Muérdago. Regulador de la menstruación, hemostático.
    Laurel. Emenagogo, regulador del ciclo menstrual.
    Otras plantas compatibles: Caléndula, Onagra, Perejil, Ruda.

    Alteraciones cervicouterinas

    Leucorrea y cervicitis
    Bistorta. Astringente, antiséptico.
    Ortiga blanca. Astringente, antiinflamatorio.
    Otras plantas compatibles: Cincoenrama, Nogal, Salicaria, Sauce blanco.
    Flujo blanco, flujo amarillo o rojo. Hierva en 2 litros de agua 200 grs. De brócoli, 50 grs. De árnica y 50 grs. De cola de caballo, durante 5 minutos y tomarlo como agua de uso durante 30 ó 45 días, esta receta dará mejores resultados si hay lavados vaginales con el té de árnica. También es muy recomendable un máximo aseo en la parte afectada y el usar pantaletas de algodón, no de nylon, pues el nylon favorece la proliferación de bacterias, sobre decir que no se debe tener actividad sexual durante la enfermedad.

    Control prenatal

    Para control maternal. 100 grs. cáscara de nuez de castilla 100 grs. de perejil, se hierve. Dosis: tomar cuando hay hasta cinco días de atraso en la menstruación y controla hasta tres meses sin trastornos.
    Embarazo o preñez
    Náuseas. Té de manzanilla. Tomar 3 tazas al día.
    Amenaza de aborto. Se necesita 1 litro de agua, 5 grs. De hoja de palma y 5 grs. De hoja de guamúchil. Procedimiento: ponga al fuego el litro de agua, cuando suelte el hervir añada las hojas de palma, las hojas de guamúchil, deje hervir durante 15 minutos. Toma una taza en ayunas.
    Otras plantas compatibles: Espirulina, Higuera, Maíz, Sésamo.

    Aborto

    Mejorando la composición del fluido vital mediante buenas digestiones a base de frutas o ensaladas y refrescamiento de las entrañas con baños, llegaremos a la purificación orgánica y con ello se vitarán los abortos. También se pueden realizar los baños genitales y frotación al despertar cada día.

    Parto o alumbramiento

    Tratamiento. El baño genital de 20 a 30 minutos, favorece el alumbramiento y puede hacerse varias veces en el día hasta el último momento. Dieta cruda de frutas y ensaladas con quesillo fresco, huevo duro picado y nueces o almendras, está destinada a formar sangre pura y, por lo tanto una buena leche para la criatura. Aplicar cataplasma de lodo sobre todo el vientre a lo menos durante la noche para descongestionar los órganos de la generación y quitar los dolores.

    Un baño para mujer recién salida del parto. Necesita: 50 gr de asomiate, 50 gr de manrubio, 50 gr de chicamote, 50 gr de estafiate, 50 gr de pirú, 50 gr de santa maría, 50 gr de laurel y 18 litros de agua. Procedimiento: caliente el agua en un recipiente que tenga la capacidad para unos 20 litros, cuando suelte el hervor añada todas las hierbas, saque del fuego, deje entibiar y se le da un baño a la puérpera.

    Para las estrías. Para suavizar las estrías y que sean casi imperceptibles, hacer una mezcla de papa cruda rayada con un chorrito de aceite de almendras y un poco de glicerina. Aplicar la mezcla y dejar actuar durante 15 ó 20 minutos, hacer el tratamiento hasta notar mejoría.

    Complicaciones posparto

    Fiebre puerperal

    Tratamiento. La fiebre o calentura se combate refrescando el interior del vientre y congestionando la piel con las reacciones del agua fría. Cataplasma de lodo sobre el vientre y, mejor, envolviendo todo el tronco de la mujer, en combinación con el aire puro, frotaciones de agua fría y dieta de fruta cruda.
    Las seis frotaciones de agua fría una cada hora, en la cama o desde la cama, es la aplicación más sencilla para combatir la fiebre o calentura.
    Las compresas húmedas de dos a cuatro dobleces, y aplicadas sobre el vientre, inmediatamente de terminada la frotación, mantienen el refrescamiento interior. La compresa dorsal, cambiada cada 20 minutos, también es excelente calmante de la excesiva actividad nervioso de la fiebre o calentura.

    Lactancia materna

    Tratamiento. Para que la madre tenga leche debe tener una buena digestión y para ello, ante todo, debe combatir la fiebre o calentura interna de su vientre y activar el calor de su piel. Frotación de agua fría diaria a todo su cuerpo al levantarse y baños genitales en el curso del día, uno a tres de 20 a 30 minutos. Además, desayuno y cena serán crudos, fruta de la estación o ensaladas con huevo duro o aceitunas. Comida libre, si hay hambre.

    Para fortalecer o aumentar la leche materna. Necesarios: nopales, alfalfa y agua. procedimiento: se recomienda comer como primer alimento del día dos nopales asados o en ensalada, a la media hora de comer el nopal, tomar una taza de té de alfalfa, esto es un alimento rico en hierro, vitaminas y proteínas vegetales.

    Mastitis y grietas del pezón

    Alholva. Emoliente, cicatrizante.
    Vincapervinca. Galactófugo, alivia las inflamaciones mamarias.
    Otras plantas compatibles: Azucena, Dulcamara, Fresal.

    Menopausia

    Menopausia. 20 grs. de manzanilla, 15 gr de comino, 15 gr de hinojo y 5 gr de menta. Cantidad tres tazas diarias.
    Bolsa de pastor. Previene los sangrados menopáusicos anormales.
    Salvia. Regula el equilibrio hormonal.

    Para los famosos bochornos

    Belladona: bochornos con cara roja, congestiva, piel seca. Vienen y se van repentinamente y pueden ser tan intensos que la piel irradia calor. Se acompañan de agitación, intranquilidad, pesadillas, cefaleas e intolerancia al tacto.
    Sulfur: bochorno generalizado, incluyendo los pies, que le obligan a sacarse los calcetines o medias. Empeora en ambientes calurosos o sofocantes.
    Lachesis: los bochornos son más frecuentes en la noche, con transpiración. La cabeza se siente caliente, no así el resto del cuerpo. Cualquier presión sobre el cuello es insoportable. Fuerte estado emocional o procesos mentales activos concurrentes. Los síntomas se agravan con el calor, y a menudo, se calman o atenúan con el baño frío o metiéndose en agua helada. Tendencia a experimentar dolores de cabeza, especialmente en el extremo alto y palpitaciones cardíacas.
    Sepia: calor y frío alternantes, con sudoración y marcada depresión. Fácilmente exhausta con cualquier esfuerzo, aunque sea débil. Bochornos en dirección ascendente, con mareos al caminar, apática, letárgica y depresiva. Mejoran con el ejercicio; empeora con las exigencias emocionales.
    Fósforo: bochornos en la cabeza con marcada ansiedad; aparecen después de comer o beber. Mejora con la compañía, estando tranquila. Empeora estando sola, en las tardes

    Para la sequedad vaginal

    Brionia: paredes vaginales secas y delgadas, con dolor, ardor, sensación de herida con el movimiento y durante la excitación. Muy sensible al tacto. Constipación e irritabilidad.
    Sepia: aversión al sexo. Inconformidad que empeora con el prolapso uterino y vesical. Muy depresiva. Mejora con el ejercicio, al aire libre. Empeora con las exigencias emocionales, el tacto, permaneciendo sentada.
    Lypocodium: irritación vaginal con bochornos y ansiedad. La tensión y la ansiedad llevan a problemas digestivos, incluyendo sensación de ardor, indigestión, meteorismo y diarreas. Mala circulación, piel seca, especialmente el cuero cabelludo.
    Staphysagria: molestias vaginales tipo picaduras o sensación de costura, a veces después de histerectomía o cirugía. Empeora con stress emocional.
    Otras plantas compatibles: Ciprés, Hamamelis, Vid.

    BIBLIOGRAFÍA

    Páginas de internet:
    http://www.natureduca.com/med_fitoterap_reprodmujer1.php
    http://www.natureduca.com/med_fitoterap_reprodmujer2.php
    http://www.canalsalud.info/mi-doctor/mujer-10/actualidad/noticia/v/905020125/archivo/2004/enero/i/infito-mastalgia-gugulon-cisgammalinoleico-amapola-sintetizarlos-gammalinoleico-climaterica.html
    http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=445
    http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=1614

    Libros:
    Manuel Lazaeta Acharan. La medicina natural al alcance de todos. Ed. Pax, México, pp: 302-309.



    Curso de Etnomedicina y Herbolaria Mexicana
    Mexican Ethnomedicine and Herbalist Course
    Cours d'ethnomédecine et phytothérapie mexicaine
    Diplomado en Medicina Tradicional de México y sus Plantas Medicinales
    Diplomado en Temazcalli de México
    Diplomado en Acupuntura y Medicina Tradicional de China
    Búsqueda en Ciencias de la Salud
    Regresar a Tlahui-Medic No. 25
    Go back to Tlahui-Medic No. 25
    Retourner à Tlahui-Medic No. 25



    Tlahui Medic 25, 2007, desde 19 marzo, 2008
    Consultadas a Tlahui desde el 6 de Marzo, 1996



  •