Tlahui-Medic. No. 28, II/2009


Influencia de las energías sutiles sobre las plantas (primera parte-teoría)

Estudiante: Carlo G. Cecchetti Peregrini
Profesor: Mario Rojas Alba

Diplomado de Tlahui-Educa
Herbolaria y Medicina Tradicional Mexicana

León, Gto., México, a 1 de Agosto, 2009

Introducción

Hoy día resulta más que evidente que el universo entero es una masa vibrante de energía, la ciencia, en sus diferentes ramas, se ha encargado de escudriñarlo meticulosamente y gracias a las herramientas cada vez más sofisticadas que va desarrollando la humanidad se va percatando de manera más "científica" lo que muchos místicos pregonaron en la antigüedad y ahora cobran plena vigencia las célebres frases "como es arriba es abajo", "todos somos uno", Yo soy Tú", etc. Porque la ciencia, sin lugar a dudas, nos ha demostrado que en la Creación impera el orden y la armonía y que existe una extraordinaria interrelación y semejanza en procesos que podríamos llamar macro cósmicos con aquellos que suceden con precisión absoluta en los "nano" mundos prácticamente insondables para el ser humano sin la ayuda de sofisticada tecnología.

Algunos de estos "mundos" que permanecieron ocultos al hombre y que muchos aún lo están, han llegado a catalogarse como del "más allá" o "sobrenaturales", pero esto se ha debido a la ignorancia y a la imposibilidad de escudriñarlos y entenderlos como siendo parte de un todo armónico y natural. Podríamos compararlos con un gran teclado cósmico en donde existen ciertas octavas con las que el Hombre tiene la capacidad de reaccionar, y ciertas otras, muchas por cierto, que están muy por debajo o por encima de nuestro umbral de percepción con las que simplemente no reaccionamos de manera consciente. Aquí la palabra consciente cobra un gran significado como lo veremos más adelante, ya que una gran parte de estas octavas imperceptibles a simple vista, nuestro maravilloso cuerpo, creación perfecta para vivir en armonía con la naturaleza, las capta inconscientemente y nos envía sutiles avisos.

Lo que hacemos los radiestesistas a través de nuestros péndulos y varitas angulares no es más que traer al consciente un estímulo que ha registrado nuestro subconsciente, precisamente porque nuestro cuerpo es un complejísimo instrumento que rebasa astronómicamente a cualquier aparato electrónico, mecánico o de cualquier naturaleza que el hombre pueda crear.

Lo que pretendo enfatizar es que hay muchos fenómenos, radiaciones o vibraciones que podemos llamar sutiles y que hasta ahora han permanecido ocultas para la ciencia y muchas otras que en cambio han sido traídas a la luz del entendimiento consciente y más que probadas por toda esta rigurosa técnica a la que llamamos ciencia. Tal es el caso de la radiestesia, que si bien se ha demostrado a saciedad su funcionamiento, y se acepta como fenómeno real, quedan dudas de cómo es que funciona exactamente. Lo importante aquí es simplemente abrir nuestra mente a que vivimos inmersos en un mar de energía, compuesta de millones de patrones y frecuencias diferentes que de algún modo nos afectan a todos cuantos habitamos el Universo, humanos, animales, plantas y a los objetos que llamamos inanimados.

Con esta premisa, iniciamos una investigación, limitada y enmarcada por la naturaleza misma de esta tesina, sin pretender que sea exhaustiva y a sabiendas que dejaremos muchas cosas importantes en el "tintero" pero esperando hacer blanco en lectores que se interesen en estos temas y pueda servirles de ayuda en su, espero incansable, búsqueda.

Por la naturaleza misma de este trabajo y por el relativamente poco tiempo para su ejecución hemos decidido dividirlo en dos partes. En esta, la Primera, veremos algunas teorías que sirvan como marco de referencia para la Segunda Parte, en la cual consignaremos todos los datos, fotografías, tablas comparativas y demás elementos que sustenten de manera palpable si efectivamente existen lugares con vibraciones favorables o desfavorables para el Reino Vegetal, si efectivamente las Pirámides y otras formas geométricas así como los dibujos radiónicos pueden incidir de alguna manera ya sea en el crecimiento, en la fortaleza de la planta misma o en la fortaleza de sus frutos.

La observación y la experimentación nos ayudarán a determinar si algunas enfermedades y plagas de las plantas pueden deberse exclusivamente a radiaciones telúricas del subsuelo. Nos ayudará a entender bajo otra óptica el porqué hay lugares que no le "sientan" a las plantas, mientras que en otros crecen majestuosas.

Toda esta experimentación, bajo diferentes condiciones vibratorias, nos llevará algún tiempo, el mismo que se tarden las plantas sujetas a investigación a mostrarnos los datos que nos hemos propuesto encontrar y nos permita obtener una cuantificación razonablemente exitosa. Experimentaremos con cultivos ya existentes para observar si con algunos implementos físicos, tales como la geopuntura o con el empleo de la Radiónica podemos influir de alguna manera en mejorar su producción.

Siendo así, esperamos que la segunda parte de esta tesina esté lista para darse a conocer a la brevedad posible en el excelente portal que nuestra casa, Tlahui, nos ofrece.

VIBRACIONES SUTILES
Primera parte

En términos generales, en la presente tesina entendemos como vibraciones sutiles a todas aquellas que por su naturaleza nos son imperceptibles de manera consciente o que se necesitan aparatos y tecnología de cierta sofisticación para medirlas, así también aquellas otras que si bien son perfectamente medibles y conocidas por todos, como la corriente eléctrica del hogar, hay una general ignorancia de los efectos negativos que ésta produce sobre el cuerpo humano y, tal vez las plantas.

Cuando se habla de las vibraciones sutiles, y del efecto que éstas pueden tener sobre nosotros o sobre animales y plantas, muchas veces hay un dejo de escepticismo y no por creer que éstas no existen, sino porque erróneamente se imaginan que siendo imperceptibles y de baja magnitud, no podrían hacernos mayor daño. La mayoría aceptará que las líneas de Alta Tensión del fluido eléctrico son dañinas para la salud si estamos cerca de ellas, pero de seguro esbozarán una sonrisa incrédula si se les dice que la instalación eléctrica de su casa, justamente ese cable que lleva 117 V y que se sitúa detrás de la cabecera de su cama puede ser la causante del insomnio que les aqueja. Recordemos que las células del cuerpo humano trabajan con minivoltajes, con bajas frecuencias, muy cerca de la frecuencia del tendido eléctrico de casa 50/60 Hz. Nuestro cuerpo es altamente influenciable por estas bajas frecuencias.

Para fines del presente trabajo, podemos dividir las vibraciones que nos interesan en dos grandes grupos:

1.- Las que se encuentran en la naturaleza.
2.- Las producidas por el Hombre.

Vibraciones presentes en la Naturaleza

Sería pretencioso tratar de enumerarlas todas, sin embargo las que nos interesan especialmente son:

1.- Bandas de Curry.
2.- Red Geomagnética Hartmann.
3.- Alteraciones del campo magnético.
4.- Circulación de agua subterránea.
5.- Grietas y fisuras en el subsuelo.

En la fase de experimentación, haremos germinar diferentes géneros de plantas sobre el cruce de las Bandas de Curry y la Red de Hartmann, y las compararemos con testigos que haremos germinar en zonas neutrales. Buscaremos evidencias en campo del daño (o beneficio) que el agua subterránea y las fallas geológicas puedan estar ejerciendo sobre alguna planta. Trataremos de localizar plantas con enfermedades o plagas crónicas para tratar de determinar si están ubicadas en zona geopatógena.

Bandas de Curry

Estas bandas toman su nombre de su descubridor el Dr. Manfred Curry quien encontró que forman una cuadrícula o red en la superficie de la Tierra la cual se extiende por varios kilómetros de altura sobre la misma, como si fueran paredes invisibles de energía. Estas bandas de alteración biológica son causadas por la fricción entre la corteza terrestre y el magma de la Tierra. Las Bandas de Curry corren en dirección intermedia a los cuatro puntos cardinales, es decir, en dirección Noreste/Sudoeste y Sudeste/Noroeste A través de numerosas investigaciones se ha determinado que el permanecer mucho tiempo en el cruce de estas bandas puede ser causa de enfermedades severas como el cáncer. La distancia entre estas bandas varía de acuerdo a la latitud del lugar. Hay lugares donde tienen una separación de casi ocho metros mientras en otros la distancia que las separa es de tan sólo dos metros y medio. Podemos decir que en México se encuentran aproximadamente a cuatro metros (4 m.) de distancia.


Red Hartmann

Al igual que las bandas de Curry, esta red cubre todo el planeta, pero lo hace paralelamente a los meridianos y al ecuador, es decir, sus paredes de energía salen del subsuelo siguiendo la orientación Norte - Sur por un lado y Este - Oeste por el otro. Esta red, toma su nombre de su descubridor, Dr. Ernest Hartmann.

La radiación Norte-Sur, es aparentemente magnética y causada por el magnetismo terrestre, mientras que la radiación Este-Oeste, es perpendicular a la primera y de apariencia eléctrica. Ambas son radiaciones rectilíneas, por lo que no pueden ser debidas a distintas influencias telúricas, como podría ser la composición del suelo o debidas a la presencia en el subsuelo de fallas o corrientes de agua subterráneas, que son siempre sinuosas y surcan la corteza terrestre siguiendo un recorrido variable, en función de los accidentes del suelo. Esas radiaciones cubren nuestro planeta con una red que enmarcan zonas rectangulares neutras y se elevan hacia la atmósfera, formando una parrilla de radiación

Justamente por ser de carácter electromagnético, la red es bastante inestable en cuanto al grosor de sus paredes y a su orientación. En términos generales se puede decir que cada banda es de 21 cm de ancho en tiempos normales, sin embargo, cambia por efecto de la luna, de tormentas magnéticas y, naturalmente, antes de un terremoto, llegando a medir en estos casos más de 1.20 m. Justamente observando que el magnetismo de la tierra cambia drásticamente antes de un sismo, hoy día se están construyendo equipos detectores, los cuales se montarán en satélites que orbitarán la tierra y leerán constantemente la radiación magnética en busca de un cambio significativo que indique el eminente terremoto. Se cree que se podrá avisar a la población con algunos días de anticipación y, por la misma lectura, se podrá ubicar el epicentro con una exactitud de aproximadamente 50 km.

Como sucede con las Bandas de Curry, la Red Hartmann es especialmente nociva en sus cruces y máxime si alguno de estos cruces coincide además con una vena de agua o con algún cruce de Curry.


Como las bandas de Curry son bastante estables, es suficiente con detectarlas desde un punto de la habitación o del terreno y sabemos que seguirán en línea recta, sin mayor desviación. En cambio, con la Red Hartmann no sucede lo mismo, debido a que puede cambiar su dirección por cualquier interferencia magnética de la zona, es conveniente seguir cada línea por todo su trayecto en la habitación o el terreno que estemos prospectando y, si encontramos alguna deformación notoria en su trayectoria, esto puede ser un indicio de perturbaciones magnéticas o de otra índole que conviene investigar.

Magnetismo y Radiación Cósmica

La Tierra posee un campo magnético cuyas líneas de fuerza la atraviesan en su núcleo interior y se expanden a miles de kilómetros de su superficie. Este campo magnético que otrora se consideraba estable, se ha observado que cambia constantemente en intensidad y fuerza. Más del 99% de ese campo magnético terrestre se produce en el núcleo de la Tierra, entre los 2,900 y los 5,000 Km de profundidad, por un efecto llamado de dinamo automantenido.

Por otra parte, el campo magnético observado en la superficie de la Tierra posee también fuentes situadas en el exterior del planeta: las corrientes eléctricas que circulan por la ionósfera, a unos 110 km de altitud, y más allá, en la magnetósfera, forman la llamada parte externa del campo geomagnético.

El Sol, tiene una importancia capital sobre la vida en la Tierra. Su enorme actividad y cambios constantes producen vientos solares que bañan todo el planeta. Estos vientos solares están formados principalmente por protones, electrones, núcleos de helio y mínimas cantidades de iones y de otros elementos pesados como por ejemplo el oxígeno o el carbono. Estas partículas se acercan a la Tierra chocando y siendo atrapadas por los campos magnéticos de la Tierra. Es la magnetopausa del Cinturón de Van Allen la que rodea nuestro planeta y ejerce la función de escudo protector.


Esquemas públicos de la NASA: http://solarscience.msfc.nasa.gov/whysolar.shtml



Cuando estos vientos solares son muy intensos da lugar a reacciones químicas en algunos lugares de la Tierra y que conocemos como Aurora Boreal. Estas generan en la Ionósfera grandes cantidades de ozono que además de filtrar la agresiva radiación ultravioleta nos protege de ella. Estas intensas radiaciones alteran de alguna manera el propio campo magnético terrestre y son épocas en las que acusamos fuertes alteraciones físicas y psíquicas.

Estas alteraciones magnéticas también afectan de alguna manera a todos los seres vivos, incluyendo naturalmente al Reino Vegetal.

Fallas y Corrientes de agua subterráneas

Cuando se estudia la geología de los terrenos y del subsuelo se descubre un fascinante y complejo mundo heterogéneo.

Los conceptos de la geología han evolucionado con el tiempo. No hace muchos años se negaba el movimiento constante de la corteza terrestre. Así también vemos cómo la geología clásica partía de la idea del agua fósil y estática en el subsuelo terrestre. Hoy día la geología reconoce la circulación del agua en los terrenos cársticos a través de las fisuras en terrenos con otras estructuras geológicas. Además, ahora podemos medir las acciones de tal circulación sobre las constantes electrostáticas, electromagnéticas o electrocapilares del suelo, así como el efecto alterador del potencial electro-atmosférico en la vertical de dichas circulaciones de agua subterránea.

La geobiología (amplia ciencia basada en la observación e investigación de fenómenos en los que vivimos inmersos, que estudia las influencias de las energías cósmicas y terrestres sobre la vida y especialmente sobre cada ser vivo en concreto) ha establecido posteriormente la incidencia que esas alteraciones energéticas ejercen sobre los seres vivos que se relacionan o se sobreexponen a ellas.

Por su parte, las fisuras, fracturas y diaclasas de las estructuras pétreas del subsuelo presentan, además, el peligro adicional que en su vertical, por la ley de mínima resistencia, escapen una serie de energías procedentes del subsuelo y, especialmente, de gases radiactivos, como el Radón, con efectos ionizantes atmosféricos y cuyo poder destructor y nocivo sobre la salud está más que demostrado.

No queremos hacer creer que todas las vibraciones y radiaciones terrestres o cósmicas, eléctricas o magnéticas sean necesariamente nocivas para los seres vivos. Esperamos comprobar en el curso de la experimentación, que las radiaciones o campos magnéticos que afectan negativamente a algunas especies vegetales y animales son de gran beneficio para otras. Un ejemplo de esto y que fácilmente se puede comprobar en casa, es analizar las costumbres de nuestras mascotas, mientras el fiel amigo del hombre, el perro busca siempre las radiaciones de carácter positivo (como polaridad y no como concepto de buena o mala) el minino buscará, por el contrario, las radiaciones negativas. ¿Cuántas veces sucede que se le compra una casita al perro pero éste nunca se mete en ella? Esto sucede simplemente porque colocamos la casa en un lugar que el perro siente como inapropiado para él. Al gato, en cambio le fascina el electromagnetismo, y no es raro encontrarlo durmiendo sobre el televisor o cerca de algún aparato generador de electromagnetismo.


¿Cuántas veces sucede que cambiamos de lugar una planta y se empieza a desmejorar? Primero deberíamos hacer un diagnóstico (por ejemplo con el péndulo) del lugar donde actualmente se encuentra y, segundo, conservar su posición relativa Norte-Sur que tenía en su lugar original. Es decir, antes de mover la maceta o de hacer el trasplante, hacemos una marca ubicando para dónde está el Norte o cualquier otro punto cardinal y al moverla deberíamos dejarla posicionada ubicando la marca viendo hacia el mismo punto cardinal que tenía originalmente. Esto hace que no deba luchar en modificar su biocampo, el cual ya está conformado u orientado con respecto al eje Norte-Sur

Graves enfermedades y en el mejor de los casos malestares recurrentes, que no ceden, se deben muy a menudo a que la persona duerme o permanece mucho tiempo en zonas geopatógenas que despolarizan sus células y debilitan su sistema inmunológico. Desafortunadamente, esto pocos lo saben.

Si después de hacer una prospección en la casa de un paciente, esto es básicamente un estudio de las radiaciones del subsuelo y de las perturbaciones electromagnéticas que invaden su casa, y le decimos que su cáncer o su tumor o aquella enfermedad que no remite y que vuelve una y otra vez son producto de la radiación del subsuelo y que pasa justo por donde se ubica su cama, de seguro no lo creerá o nos verá con cierto asombro y sin entender exactamente a qué nos referimos. Sin embargo, esta relación cáncer/zona alterada quedó más que demostrada "en 1929 en la población alemana de Vilsbiburg en donde el barón von Pohl realizó una experiencia que resultaría decisiva y abriría el campo a posteriores investigaciones y comprobaciones prácticas (Bueno, Mariano. Vivir en Casa Sana. Editorial Planeta Mexicana, S.A. de C.V. México, 1998). En mi práctica como terapeuta, me he encontrado con un par de casos en donde el malestar que por años aquejaban a los pacientes se eliminó tan sólo moviendo de lugar su cama.

Tenemos que estar conscientes que todas estas radiaciones del subsuelo tienen, como todo, su función en el amplio mundo de la Naturaleza y más que tratar de eliminarlas, lo cual a la larga resulta prácticamente imposible, cuando más se podrían tan solo desviar temporalmente, la solución más sana y sensata es simplemente ubicarlas y evitarlas, en los dos casos anteriores bastó tan sólo con mover ligeramente la cama.

Estas radiaciones o vibraciones sutiles, hacen también su impacto en los animales y en las plantas. Sin embargo, las plantas tienen la gran desventaja de no poder moverse. Así, los árboles podrán inclinar su tronco para tratar de huir de ese lugar, otro más desarrollará deformaciones o se infestará de plagas difíciles de erradicar.

Ha sucedido en los campos europeos que al mover o eliminar un antiguo Menhir para facilitar la labor de los tractores, la cosecha empieza a mermar drásticamente. Se cree que estos enormes bloques de piedra los "implantaban" para neutralizar zonas geopatógenas o para liberar la energía de los campos que bloqueaba el crecimiento natural de sus siembras. Podemos compararlo con la acupuntura, en donde a través de la colocación de agujas en puntos específicos rompen bloqueos y equilibran de nuevo el flujo de la energía.



Hoy día, para emular la función de estos antiguos menhires se utilizan la llamada geopuntura de los campos. Esta se realiza por medio de "agujas" de metal, generalmente cobre o madera en el que se une un alambre de cobre de grueso calibre, aproximadamente medio centímetro de grosor, y se hace una antena con puntas hacia arriba y raíces que penetren en tierra en caso que su soporte sea de madera.

Vibraciones producidas por el hombre

Hay muchos efectos nocivos para el Reino Vegetal provocados por el Hombre, desde los más obvios como la descarga de productos tóxicos, a veces radioactivos, a ríos y mares, o enterrados en algún lugar aparentemente inocuo, que indudablemente contaminan los mantos freáticos y el medio ambiente en general, hasta las grandes redes de electrificación y la atmósfera cada vez más saturada de frecuencias de toda índole producidas por las telecomunicaciones en general.

De los efectos producidos por el hombre, en el presente estudio, nos interesaremos tan sólo de las vibraciones sutiles tendientes a mejorar las condiciones de las plantas, para sanarlas o prevenirles enfermedades, para aumentar las cosechas, para mejorar la calidad de sus frutos, para potenciar más sus cualidades curativas, etc. Desde la antigüedad y en prácticamente todos los pueblos en la faz de la Tierra, se ha visto el esfuerzo del Hombre en este sentido. Lo haya logrado o no, es justamente lo que intentamos descubrir a través de nuestra investigación, que aunque limitada por el número y tipo de pruebas que podamos realizar en campo, así como por la duración de las mismas y el tamaño de las muestras, creemos que bien puede aproximarnos a la verdad.

También aquí sería pretencioso tratar de enumerar ya no se diga el experimentar con la innumerable colección de aparatos, símbolos y demás artilugios que a través de los siglos el Hombre ha inventado, pero queremos detenernos y analizar los que creemos más interesantes o, por lo menos, los que con nuestros recursos actuales podemos experimentar.

Todos los instrumentos que analizaremos, se basan en las llamadas "Ondas de Forma" producidas justamente por las formas y figuras geométricas (recomendamos la lectura del libro Ondes de vie, ondes de mort de Jean de La Foye, 30 /09/1975).

La Radiónica es la que se encarga del estudio de estos temas. Los orígenes de la Radiónica como tal, se atribuyen a un norteamericano, el Dr. Albert Abrams (1863-1924) de San Francisco y desde entonces varios investigadores han logrado muchos avances, tales como Ruth Drown, George de la Warr, T. Galen Hieronymus, Malcolm Rae y David Tansley. Sin embargo la Radiónica no se basa en ninguna prueba científica, y en ocasiones contradice los principios de la física y la biología. Podemos añadir que a medida que el conocimiento de la humanidad avanza, va encontrando más puntos de unión con ese conocimiento tradicional y empírico que muchas veces parece contradecir conceptos firmemente arraigados en nuestras mentes.

A simple vista y con los conocimientos científicos tradicionales es lógico que muchos de estos conceptos hasta cierto punto intangibles y con un toque de "fantasía" causen escepticismo en muchos, sin embargo, también Nikola Tesla hacía en su tiempo experimentos extraordinarios, muchos de los cuales no acabamos de entender; como el encender un foco en medio del campo sin ninguna conexión eléctrica a él. Temblores producidos con frecuencias subsónicas, etc. Afortunadamente, hay todavía un universo de leyes por descubrir.

Desde el punto de vista de la Radiónica, todas las formas geométricas ya sean cuerpos sólidos como la conocida pirámide o simples figuras en dos dimensiones, como los dibujos, emanan y/o concentran y redirigen una cierta energía dependiente y condicionada a su forma misma. De aquí el término "ondas de forma". Ya en culturas ancestrales como la egipcia, encontramos que utilizaban, aparentemente con un gran dominio del tema, estos conceptos. De ahí la gran proliferación de amuletos para la suerte, para protección, para el amor, etc. Para todos los que hemos trabajado en la radiestesia, nos queda claro que los dibujos, escudos, estatuas y prácticamente toda materia emanan una específica energía o vibración, independientemente que ésta tenga o no las bondades que popularmente se les pueda atribuir.

Rescatamos esta definición: "La Radiónica es la técnica que maneja la acción de la energía a distancia. Es la técnica de la dirección y el control de la energía. Asimismo, la Radiónica estudia los efectos de las formas geométricas y gráficas en el medio y en los seres vivos, y sus aplicaciones" (http://www.biocybercuernavaca.com/radionica.htm)

La teoría Radiónica mantiene un concepto denominado básico, que dice: el hombre y todas las formas de vida relacionadas, lo son porque comparten el mismo campo de energía electromagnética terrestre y también porque tienen su propio campo que las diferencia y las unifica a la vez. Si este campo se distorsiona lo suficiente puede producir un determinado desequilibrio en el organismo en cuestión que lo lleva a la enfermedad.

Como la Radiónica contempla que todo es energía, entonces estudia a todos los elementos desde ese punto de vista y puede determinar cómo un sistema, un órgano, una planta, un remedio, etc. Puede verse afectado si su frecuencia original ha sido desviada por cualquier medio.

Mencionamos antes que las formas tienen una energía específica que le es propia, sin embargo lo contrario podría ser lo correcto y cito: "El doctor Harold Saxon Burr, profesor de la Universidad de Yales, escribió un libro titulado Fields of Life (Campos de Vida). En este libro, el doctor Burr discute y trata sobre varias décadas de investigación dentro de los campos eléctricos que rodean a los organismos vivientes. Se encontró un campo eléctrico en una semilla de flor que tenía la forma exacta de la flor cuando ésta logra la madurez. Un huevo de rana tenía un campo eléctrico en forma de rana. Su conclusión fue que el propósito de estos campos es el de controlar la formación y el crecimiento del organismo y mantener la integridad de la estructura de la célula del organismo en su madurez" (Flanagan, G.Pat, Más allá de las pirámides, editorial Diana, 1990. Pág. 16). De un modo u otro, forma y energía están íntimamente ligadas, si pudiéramos interferir de algún modo y cambiar esa sutil energía de las plantas, en teoría podríamos entonces obtener cambios también en su manifestación física.

Cuando decimos que la Radiónica es utilizada para la curación a distancia queremos decir: 1 Curación a cualquier ser viviente, llámese humano, animal o vegetal. 2 A distancia, nos referimos al hecho que entre el emisor y el paciente no hay contacto físico alguno, no importa que éstos se encuentren a pocos centímetros de distancia o a miles de kilómetros entre sí.

Nos concretaremos en experimentar con:

1.- La Pirámides
2.- Los circuitos oscilantes
3.- Otras formas tele influyentes

En la práctica de campo experimentaremos con germinadores de diversos vegetales y haremos diversas pruebas tales como "cargar" previamente las semillas dentro de la pirámide para después hacerlas germinar dentro y fuera de ella, en otra prueba las haremos germinar directamente dentro de una pirámide sin tratar previamente su semilla, probaremos colocando una pirámide sobre una planta ya adulta, "magnetizaremos" agua en la pirámide para regar posteriormente las plantas con ella. Pondremos una pirámide sobre plantas enfermas o con baja energía y desmejoradas para comprobar se tiene alguna acción benéfica o no.

Probaremos la acción de los circuitos oscilantes en árboles y plantas en general, enfermos y sanos, con deformaciones y plagas para determinar si efectivamente se obtiene algún beneficio y colocaremos germinadores bajo la acción de las llamadas pilas radiestésicas y otras formas para demostrar cómo una simple forma geométrica puede impedir su crecimiento.

Pirámides

¿Por qué escogemos la pirámide? ¿Por qué en las últimas décadas se ha experimentado tanto con esta forma geométrica? Veamos brevemente cuál es la teoría que ésta encierra. Esto nos llevará dar una revisión a nuestros conocimientos de Geometría y pido paciencia a mis lectores no amantes de la misma, Con el análisis que aquí presentamos queremos simplemente sustentar el hecho que esta forma se escogió por razones muy específicas y no simplemente al azar o por seguir una moda o tendencia.

Se dice que para que la pirámide realmente funcione se debe construir manteniendo la misma proporción en sus medidas que la usada en la Gran Pirámide de Egipto y que ésta debe estar perfectamente alineada con dos de sus lados apuntando al eje Norte-Sur de la Tierra.

Fue hace ya algunos años, cerca de 1926 que los investigadores de origen francés: Léon Chaumery y André de Belizal escudriñando la Gran Pirámide, se dieron cuenta que dentro de ella había animales muertos disecados en forma natural. De esta observación se desprendería años después toda una serie de investigaciones que los llevaron a descubrir vibraciones que emanaban de los cuerpos geométricos, especialmente de la esfera y años después, en 1936 patentaron su ya famoso Péndulo Universal que responde por resonancia y no por estímulo inconsciente del operador. En todos sus estudios profundizaron en las características de construcción de la pirámide para descubrir qué tenía de especial si es que algo tenía.

Incursionando brevemente la Geometría podemos decir que hay dos tipos fundamentales de ella:

a).- Estática. No necesita de los números PI (3.1416) y PHI (1.618), para determinar dimensiones y volúmenes. Ej. Los 5 poliedros regulares o sólidos Platónicos. Todas las figuras geométricas estáticas pueden obtenerse como variaciones y modificaciones del Cubo, el cual es la forma más perfecta y equilibrada de esta geometría.

b).- Dinámica. Siempre interviene PI y PHI para determinar dimensiones y volúmenes Todas las figuras geométricas dinámicas pueden considerarse como variaciones y modificaciones de la Esfera, la forma más perfecta y equilibrada.


Del cubo y de la esfera salen las demás formas


La Pirámide se deriva del Cubo. Por lo tanto, debe estar implícita en su estructura la geometría estática, aunque también puede hallarse alguna relación con la geometría dinámica, veamos:

Si tenemos un cubo con una arista de dos unidades de longitud, podemos dividirlo en seis pirámides cuya altura sería de una unidad. Pero si adoptamos un sistema de medida tal, como en la Gran Pirámide, que la longitud de un lado fuese de dos unidades, la altura de la misma no sería igual a una unidad, sino a raíz cuadrada de PHI unidades. Esto indica que la Gran Pirámide fue elegida para representar la Geometría Dinámica.



Por otra parte, la forma de La Gran Pirámide implica directamente la geometría estática. El suelo de la Cámara del Rey tiene forma de Rectángulo Áureo perfecto y suministra toda la información necesaria para construir la Serie Fibonacci y la espiral logarítmica, la cual es una función de PHI y una de las figuras fundamentales de la Geometría Dinámica como se aprecia en las figuras a continuación:



La serie Fibonacci indica proporciones perfectas (la figura humana, la estrella de David y el Pentagrama, conocido también como triángulo áureo)



¿Pero, en qué interviene la serie de Fibronacci y el número PHI en nuestro estudio? ¿Qué es ésta serie? El número Phi está íntimamente relacionado con ella, en Wikipedia Enciclopedia Libre en Internet encontramos la siguiente definición: El número áureo o de oro (también llamado número dorado, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción) representado por la letra griega ? (fi) (en honor al escultor griego Fidias), es el número irracional:



La serie de Fibonacci

En 1170, Bonaccio, un residente de Pisa, Italia, celebraba el nacimiento de su hijo Leonardo. Como era vástago de Bonaccio, casi nunca nadie conoció al niño como Leonardo de Pisa, sino como "el hijo de Bonaccio", esto es, Fibonacci.



Fibonacci descubrió en las matemáticas el amor de su vida. Nunca más las abandonó. El aporte de Fibonacci a la matemática es tan grande y tan profundo que prácticamente no puede ser medido

Consideremos la siguiente sucesión de números: 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34...
Cada número a partir del tercero, se obtiene sumando los dos que le preceden. Por ejemplo, 21 = 13 + 8; el que le siga al 34 será 34 + 21 = 55. Esta sucesión es la llamada "serie Fibonacci".

Este patrón representado y seguido en la construcción de la Gran Pirámide la encontramos prácticamente en toda la naturaleza. De un rectángulo de Fibonacci se deriva la espiral logarítmica, y de ella los caracoles


Dibujos tomados del sitio libre: http://axxon.com.ar/zap/231/c-Zapping0231.htm


http://www.mcs.surrey.ac.uk/Personal/R.Knott/Fibonacci/fibnat.html


Es muy interesante, en nuestro caso, observar que cualquier planta que tenga muchas hojas, o la distribución de los brotes de un cono de pino, o la distribución de los brotes de su piña, encontraremos que ocurren dos cosas:

1.- Las hojas, los brotes, etc. Todas rotan alrededor de un eje central en el sentido de las manecillas del reloj y en sentido contrario.
2.- El número de hojas, brotes, etc. En una dirección es siempre diferente de la distribución en la dirección contraria.

Esta diferencia está siempre de acuerdo a la Serie Fibonacci.
Por ejemplo, si hay 21 brotes en una dirección, hay 34 en la dirección contraria.

El patrón Fibonacci es más que evidente en un sinfín de las estructuras vegetales, Invito a los lectores a visitar el sitio libre de Internet:

http://www.mcs.surrey.ac.uk/Personal/R.Knott/Fibonacci/fibnat.html

En el que hay una gran colección de fotografías y diagramas, todos ellos relacionados con la Serie Fibonacci y la naturaleza, a continuación presentamos algunas de estas fotos


Disposición de Fibonacci de las semillas del girasol


Disposición de Fibonacci en las piñas de pino


Las hojas rotan alrededor de un eje central siguiendo la serie de Fibonacci


Volviendo a nuestra pirámide vemos que habiendo sido construida siguiendo estos mismos patrones de la naturaleza y visto, según se presume, que todos los cuerpos geométricos irradian su propia energía, puede ser lógico pensar que esta forma piramidal pueda entrar de alguna forma en resonancia con los seres vivos en general, humanos, plantas y animales e interactuar de alguna forma sobre ellos.

Sin embargo, la pirámide también genera una vibración llamada Verde Negativo "V-" por sus descubridores y del que hablaremos más adelante. Por ahora diremos que esta radiación Verde Negativo es la causante de la deshidratación y consecuente momificación que se obtiene en la pirámide.


Experimentando con la Estrella de David



Los circuitos oscilantes

El uso de circuitos oscilantes es también antiquísimo. Para tener una rápida idea de lo que es un circuito oscilante podemos decir que cualquiera de las pulseras llamadas biomagnéticas que se encuentran en el mercado se basa en el principio de los circuitos oscilantes.

Estos circuitos se construyen normalmente con conductores metálicos, generalmente el cobre ya que es uno de los mejores conductores de bajo precio. Un cable metálico recto y sin otras conexiones se considera un circuito abierto. Si lo enrollamos y soldamos sus extremos entre sí obtenemos un circuito cerrado. Si a esta circunferencia le dejamos una pequeña separación entre los extremos obtendremos un circuito oscilante.

Su nombre parece provenir que cada vez que el conductor está saturado de electricidad, produce una descarga de electrones en sus extremos, efecto que se ve aumentado si en cada uno de estos extremos le colocamos unas pequeñas esferas metálicas como si fuera un condensador. Esta saturación con descargas periódicas creará oscilación, que variará en periodicidad en función del metal conductor, sus dimensiones, calibre, separación de sus extremos, etc. Así como de las cargas eléctricas presentes en su entorno inmediato. Este circuito tomará la energía de su entorno y la irá dosificando en descargas periódicas es decir oscilantes.

El impulsor del uso de estos circuitos oscilantes fue el investigador ruso Georges Lakhowsky, quien obtuvo una gran regeneración de plantas con la simple aplicación de un anillo de cobre alrededor del tronco

Lakhovsky, ingeniero electrónico de origen ruso radicado en Francia, fue el primer investigador quien en 1920 utilizó las ondas electromagnéticas de alta frecuencia en el campo de la Biología con la construcción del llamado Oscilador de Onda Múltiple, dando lugar al surgimiento de una nueva ciencia conocida como Radio-Biología. En 1924 publica un trabajo realizado con sus colaboradores sobre los efectos de las ondas cortas en el cáncer de las plantas.

Según Lakhovsky, el núcleo de una célula viva puede ser comparado a un circuito electrónico oscilante. Este núcleo consta de un filamento tubular y los cromosomas construidos con material aislante y rellenos de un fluido conductor contienen todas las sales minerales que componen el bio-plasma marino. Estos filamentos constituyen un circuito oscilante básico, dotado con capacidad de inducción y oscilación de acuerdo a una frecuencia específica.

Actualmente para construir un circuito oscilante no hay que recurrir a generadores como el radio-oscilador usado por Lakhovsky en 1924 cuando trató y sanó por primera vez un geranio inoculado con cáncer. El circuito oscilante utilizado en la segunda serie de experimentos fue un circuito desprovisto de fuente artificial de excitación y sigue siendo efectivo para curar geranios enfermos de cáncer por inoculación.

En 1924 Lakhovsky se graduó en electrónica y en radiaciones. Descubrió y probó, para su propia satisfacción, que de alguna manera, una simple bobina de alambre o fibra eran tan efectivas como la fuerza eléctrica suministrada al M.W.O. No tiene que estar enchufado a batería o corriente de 110 - 220 voltios y no crea interferencias en los aparatos de radio y televisión.

Para la fabricación de un buen anillo oscilante, haremos uso de la radiestesia, es decir, preguntaremos al péndulo tanto las características del material adecuado, generalmente cobre, especialmente si se utilizará en plantas, su longitud, su calibre, si debe pintarse o forrarse de algún color en especial, el tiempo que deberá utilizarse, etc. No todos los circuitos pueden construirse de igual forma porque éste debe fabricarse para que entre en resonancia con el sujeto a tratar.

Cuando aplicamos un circuito oscilante a una persona, debemos checar constantemente si debemos cambiar de alineación, de material, de color, de horario, etc. Mientras que en una planta, esto no es crítico y puede dejarse sin ningún cambio durante muchos meses, incluso años. Generalmente, para las plantas, se utiliza sólo un alambre de cobre, sin forro ni pintura alguna. Sin embargo, es posible que el circuito tenga que hacerse dando varias vueltas al alambre alrededor del tronco, formando una especie de bobina o solenoide. En este caso preguntaremos al péndulo el número de vueltas que deberá tener la bobina.


Circuito oscilante sencillo


Circuito oscilante sencillo y de bobina

Dentro de de otras formas teleinfluyentes, encontramos una gran variedad de ellas, algunas muy interesantes por el efecto que hemos comprobado ejercen sobre algunos germinadores.

Este es el caso de la llamada "Pila Radiestésica" creada por los investigadores franceses antes mencionados: Léon Chaumery y André de Belizal. En sus investigaciones tomaron una esfera negra y colocada bajo los rayos del Sol, descubrieron que de ella emanaban vibraciones diferentes separadas a intervalos regulares de 1/6 de su circunferencia y en 3 ejes diferentes. Nos podemos imaginar una esfera y dibujar en ella una circunferencia imaginaria que la rodea en su totalidad pasando por su extremo superior, como si fuera un meridiano pasando por los polos Norte y Sur, ese es el es el primer meridiano de emanación. El segundo se encuentra pasando justamente por estos mismos polos pero a 90 grados del anterior y, finalmente el tercero se encuentra en forma perpendicular a estos constituyendo lo que podríamos llamar el ecuador de la esfera. De esta esfera desarrollaron el Péndulo Universal patentado por ellos en 1936.

La radiación más interesante con la que trabajaron intensamente y que causó la muerte de Leon Chaumery, fue la que llamaron Verde Negativo, vibración color muy potente y penetrante que tiene la peculiaridad de deshidratar y momificar. Esta vibración es, a su vez, una potente onda portadora.


Descubrieron también que estas mismas vibraciones color, se repetían en la media esfera pero, en este caso, la vibración color Verde Negativo, queda más separada de las otras, justamente en el centro de la media esfera.

Esta radiación Verde Negativo tiene un componente magnético y otro componente eléctrico, por lo menos, se comportan justamente como si tuvieran estas propiedades. El componente eléctrico es el más perjudicial, se transmite en forma vertical, mientras que el componente magnético se transmite en forma horizontal.

Desconocemos y eso será parte de la investigación, si esta vibración color puede ser benéfica para algún tipo de planta. Por lo pronto y con la poca experimentación que hemos realizado en este campo hemos comprobado que efectivamente tiene efectos negativos en el crecimiento de las plantas.


Las semillas de este germinador influenciado por la pila radiestésica nunca creció


La forma en L

Otra de las formas con las que experimentaremos es la llamada L. esta se forma con un simple alambre con esta forma, el cual se adhiere en forma vertical sobre el tronco del árbol a tratar. Se dice que esta forma puede incluso dibujarse sobre el árbol en lugar de hacerla con alambre. Sobre esta forma no tenemos ninguna referencia pero por la facilidad de probar con ella hemos decidido incluirla en esta experimentación, así como con la forma llamada Biogeométrica la cual se aprecia en los siguientes dibujos.


Esta información y gráficas es de libre uso, se puede consultar en:
http://users.pandora.be/wouterhagens/biogeometry/tuin_johan_uk.html


Antes de realizar nuestra propia investigación, no queremos emitir juicios, ni en un sentido ni en otro. Es indudable que el Universo mismo está inmerso y constituido por energía de diversa índole. Es obvio o razonable el pensar que hay un sin fin de leyes universales que la Humanidad aún no ha descubierto. Leyes que tal vez operan en otras dimensiones pero que, como todo en la creación, siguen un orden inmutable y perfecto.

Esperamos, con la experimentación de campo, entender un poco más sobre las energías sutiles y de cómo éstas nos afectan a nosotros y a todo cuanto nos rodea

Bibliografía

1.- Bueno, Mariano. Vivir en Casa Sana. Editorial Planeta Mexicana, México. 1998
2.- Bueno, Mariano. El gran libro de la casa sana. Ediciones Martínez Roca. Barcelona. 2002.
3.- Davidson, John. Más allá de las pirámides. Ediciones Roca. México. 1988.
4.- De La Foye, Jean. Ondes de vie, ondes de mort.. Robert Laffont. Francia. 1975
5.- Flanagan, G. Pat. Más allá del poder del poder de las pirámides. Editoral Diana. México. 1990.
6.- La Maya, Jacques. Tu casa es tu salud. Ed. Sirio. Argentina. 1999.
7.- Toth, Max y Nielsen, Greg. El poder mágico de las pirámides. Ediciones Martínez Roca. Barcelona. 1977.
8.- Sitios públicos de internet acreditados en el cuerpo de la tesina.


 


Curso de Etnomedicina y Herbolaria Mexicana
Mexican Ethnomedicine and Herbalist Course
Cours d'ethnomédecine et phytothérapie mexicaine
Diplomado en Medicina Tradicional de México y sus Plantas Medicinales
Diplomado en Temazcalli de México
Diplomado en Acupuntura y Medicina Tradicional de China
Masaje Mexicano y Reflexoterapia
Náhuatl moderno-clásico
Búsqueda en Ciencias de la Salud
Regresar a Tlahui-Medic No. 28
Go back to Tlahui-Medic No. 28
Retourner à Tlahui-Medic No. 28

Tlahui Medic 28, desde el 1 de septiembre del 2009
Consultadas a Tlahui desde el 6 de Marzo, 1996